Abuela

Ha pasado un año y yo me siento igual que al principio. Sé que pasó lo que tenía que pasar, que es mejor así, que lo que tenías no era vida…

Pero me gustaría no tener que echarte de menos.

Durante los últimos años me dolía mirarte porque tus ojos me decían que no sabías quien era yo. Más tarde, la pregunta sería quién eras tú misma. Llegados a ese punto, supe que iba a acabar, que tenía que acabar. Pero supongo que no quería verlo.

Me habría gustado tenerte más cerca, ser siempre la niña que se quedaba dormida entre tus brazos, que salía contigo a pasear y que saltaba entre la alfalfa seca, siempre de tu mano.

Sin ti nunca habría llegado a ser quien soy.

Sólo espero no tener que olvidarte nunca.

Anuncios

¿En qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s