Voluntad

Él dijo “no”.
Y una gran parte de mí murió en ese preciso instante.
Y él sonrió.
Y yo lloré, me tapé la cara, eché a correr… Y perdí de vista mis sueños para siempre.
Todo lo que tenía desaparecía con cada zancada que daba, pero sólo podía pensar en escapar, en liberarme…
Y me olvidé de llevar mi vida conmigo… O quizás se me cayó del bolsillo al torcer la esquina.

Anuncios

¿En qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s