EL fenómeno de "El Canon Occidental"

No estudies nunca literatura, sólo hará que pierdas las ganas de leer. La literatura hay que buscarla, que descubrirla sumergiéndose en ella, no escuchando a un par de palurdos que creen que tienen autoridad porque han leído la lista de El Canon Occidental sobre qué es alta literatura y han adoptado las ideas del libro como propias. Es serio, comprobadlo: Buscad lo que cualquier profesor – de Universidad, se entiende – os ha dicho sobre un autor tan estudiado y de renombre como Shakespeare. Luego id al libro… ¿Simple coincidencia? Yo no lo creo.
Todos tienen este libro como si fuese La Biblia y emplean los títulos allí recogidos sin pararse a pensar en la vida del autor. Y es que Harold Bloom tenía un hijo con cáncer cuando escribió el libro y en la editorial le ofrecieron más dinero si añadía una lista de libros “canónicos” de la literatura occidental. Obviamente, necesitaba el dinero, así que aceptó. Lo que los profesores no consideran es que el señor Bloom es humano, tanto que pensó en su hijo antes que en sus ideas, pues aparentemente no aceptaba la creación de una lista como esa. Como todo humano, pudo equivocarse y no incluir o incluir libros que pueden no parecernos centrales en la literatura. Como crítico literario que es, la probabilidad de que cometa errores en sus juicios sobre las supuestamente grandes obras publicadas a lo largo de la historia aumenta considerablemente. Además, sus ideas son sólo suyas: No tenemos por qué salir de la facultad siendo copias de un hombre que, realmente, es un escritor más cuyo libro no tardará en pasar a formar parte del campo de la literatura, como le ha pasado a muchos de sus antecesores.
Anuncios

Un comentario en “EL fenómeno de "El Canon Occidental"

  1. Qué texto tan inspirador y sugerente, crítico, como pocos se oyen entre filólogos. Que no te roben tu visión, aunque siempre tengas tiempo para escuchar las de los demás.
    Entre todos los libros, conocidos o que todavía están por conocer, de corazón a corazón, a través de todas las personas que los leen, de las que nadie sabe y, un día, escriben, pintan, recitan un poema al calor del otoño… Más allá de los límites caducos, en el horizonte libre, interminable,si es que existen… están los cánones.
    Zula

¿En qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s