Los cultismos, esos grandes desconocidos

Los cultismos son pequeños seres que nos atormentan por las noches. Algunos los llaman “palabras” o “vocablos”, los más atrevidos los tratarán como “esos monstruos que viven bajo la cama”. Los niños son los que más los temen, y con razón, además de que no suelen entenderlos bien. En cambio, muchas personas los afrontan tras pasar la mayoría de edad, llegando a estudiarlos y a escribir libros sobre ellos.
Estos diminutos seres tienen un gran enemigo: La pelusa bajo-camera. La pelusa bajo-camera, alias “mierdecilla”, es de mayor tamaño que el cultismo y, por ello, suele meterse con él. Además, su reproducción es tan rápida que puede superar los límites de su reino, sea cual fuere su tamaño, en apenas un par de meses.
Para acabar con ellos sólo existen dos formas y ambas suponen correr un gran peligro, ya que sólo se pueden combatir con las armas mitológicas más poderosas de este mundo: La escoba y el aspirador. Estos poderosísimos objetos son los únicos capaces de terminar con los cultismos y sus archienemigos, las pelusas bajo-cameras, pero sólo temporalmente, pues siempre acaban por volver a reproducirse.
Anuncios

¿En qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s